Cinco curiosidades del detrás de las escenas gourmet de The Menu

Cinco curiosidades del detrás de las escenas gourmet de The Menu

La cinta protagonizada por Ralph Fiennes, Anya Taylor-Joy y Nicholas Hoult presenta una historia en clave de thriller satírico que gira en torno al mundo de la alta cocina. Con un menú de categoría, la cinta contó con un consultor de lujo: un chef con tres estrellas Michelin que diseñó la carta.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Uno de los estrenos más elogiados de la última semana es “The Menu”, película protagonizada por Ralph Fiennes, Anya Taylor-Joy y Nicholas Hoult que presenta una historia en clave de thriller satírico que gira en torno al mundo de la alta cocina.

La trama de El menú se centra en un grupo de doce comensales que se da cita en un renombrado restaurante de alta cocina Hawthorn para disfrutar de las creaciones de su reconocido chef, Julian Slowik. La cena, sin embargo, se va transformando, con el pasar de los platos, en una experiencia cargada de tensión, peligro y verdades reveladas.

Más allá de que el cine no le permite al espectador sentir los aromas ni degustar los sabores, el director tenía muy en claro que quería que toda la comida que se sirviera fuera real y realizada por verdaderos expertos, por lo que convocó a un grupo de consultores estrella que le dieron a la cinta la veracidad que se buscaba, pese a que con elementos de utilería todo habría sido más fácil.

Para entender lo que implicó el rodaje de la cinta, compartimos cinco curiosidades sobre el detrás de escena más gourmet de Hollywood.

Una consultora de lujo 

La reconocida chef francesa Dominique Crenn, ganadora de tres estrellas Michelin, fue la consultora elegida por Mark Mylod  para la creación del menú de la cinta

El pedido principal del director Mark Mylod era que los platos que se vieran en pantalla sean realmente de categoría y que se vieran apetitosos pese a que solo se utilizaran para unas pocas tomas.

Fue así que llegó al equipo la reconocida chef francesa Dominique Crenn, primera mujer en Estados Unidos distinguida con tres estrellas Michelin por su restaurante Atelier Crenn en San Francisco.

Crenn trabajó junto a Juan Contreras, socio y chef ejecutivo de pastelería en su restaurante, y quien se encargó de la preparación de cada uno de los platos que se ven en pantalla.

“Creamos a partir de las ideas de los guionistas y del director. Por momentos, fueron desafiantes pero, al mismo tiempo, sumamente interesantes de elaborar. Me alejó un poco de lo que hago en la vida real, pero a la vez me permitió crear algo que no había hecho nunca antes. Fue muy divertido”, dijo Crenn.

Los platos como la columna vertebral de la trama

Las creaciones del chef Slowik funcionan en la historia como esqueleto del relato y son un indicador de lo que irá sucediendo

Las creaciones del chef Slowik funcionan en la historia como esqueleto del relato, al tiempo que actúan como indicadores de lo que vendrá ya que con cada plato se revela un nuevo aspecto de la trama.

A medida que avanza el pasar de los platos, la tensión aumenta mientras los comensales van entendiendo la dinámica terrorífica que maneja el chef en su restaurante. 

Un equipo de cocina integrado por actores con experiencia en gastronomía

Los actores que forman el equipo de cocina del chef Slowik fueron entrenados por el chef John Benhase en el protocolo de trabajo en una cocina de un restaurante

El equipo creativo tenía un fin y ese era que tanto los platos como los actores que formaban parte del equipo del chef Slowik parecieran profesionales.

Para ello, el equipo de casting convocó a actores que tuvieran experiencia en gastronomía aunque no esperaban que fueran chefs de primer nivel ya que para eso estaba el chef John Benhase, quien los entrenó en la manipulación de cuchillos, les mostró cómo emplatar y los orientó con el protocolo de trabajo en la cocina de un restaurante.

El menú se preparó en forma cronológica

El menú se preparó en forma cronológica y respetando el paso a paso de una comida tradicional

La mayoría de los rodajes se dan en forma desordenada, mezclando escenas sin un orden puntual; pero, en este caso, el menú marcó el ritmo y el equipo creativo trabajo en una filmación cronológica y según iban apareciendo los platos en el menú.

“Se trata de un algo muy preciso, para una cantidad muy reducida de personas, así que todo está coreografiado. Esto es así tanto en la realidad como en la película”, explicó Benhase. El chef comentó, además, que cada paso estuvo previamente planificado y que eran los platos los que marcaban el ritmo. 

Los creadores de la serie “Chef’s Table” aportaron su expertise

David Gelb y Chloe Weaver, creadores de la aclamada serie documental “Chef’s Table”, trabajaron junto al director de fotografía Peter Deming en los primeros planos de los platos

Para completar el dream team de asesores gastronómicos del film, Mylod convocó a David Gelb y Chloe Weaver, creadores de la aclamada serie documental “Chef’s Table”.

La duple trabajó codo a codo con el director de fotografía Peter Deming, aportando su expertise en las tomas de primeros planos de la comida, que eran la base de la historia y daban el ritmo y el terror que buscaba el director.

“Con estos primeros planos y el nivel de autenticidad que buscábamos, hubiera sido muy difícil hacerla con utilería pero todo lo que aparece en cámara es real porque la idea de la cinta era que todo pareciera apetitoso y pudiera degustarse con la mirada”, concluye Mylod.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas