La razón por la que Gabriela Spanic se quedaba dormida en las grabaciones de La usurpadora

La razón por la que Gabriela Spanic se quedaba dormida en las grabaciones de La usurpadora

Para la actriz venezolana, las jornadas de grabación de una de las telenovelas más exitosas de la década de los 90 eran realmente agotadoras y terminaba quedándose dormida. Toda una curiosidad, ¿no? En esta nota te contamos todos los detalles.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Gabriela Spanic marcó un hito en la historia de las telenovelas cuando protagonizó La usurpadora. Aunque tiene una gran trayectoria artística, siempre será reconocida por el gran trabajo que hizo al realizar un doble papel en la historia original de Beatriz Sheridan, grabada en 1998.

La actriz nunca creyó que la tan ansiada fama llegaría con tan solo 25 años, ya que alcanzar el éxito fue todo un reto para ella. Sin embargo, pronto llegaría ese llamado para protagonizar La usurpadora y su carrera artística cambiaría para toda la vida.

Gabriela Spanic es una actriz venezolana que se lanzó a la fama por sus personajes de las hermanas Paulina y Paola en la telenovela mexicana La usurpadora.

Sin duda, el papel que le ofrecieron no fue fácil para Gabriela Spanic, ya que tuvo que pasar jornadas de grabación agotadoras trabajando para cambiar su acento venezolano y metiéndose en el papel de dos personalidades: la gemela buena, Paulina, y la gemela malvada, Paola. Esta doble interpretación le implicaba trabajar mucho más que el resto de sus compañeros para lograr canalizar la diferente energía que tenía cada uno de sus personajes. Por ende, la actriz terminaba realmente exhausta.

Algunos colegas de elenco aún recuerdan cómo Gabriela aprovechaba cada momento libre en el set para dormir. Adriana Fonseca, sin ir más lejos, comentó en una entrevista: “Le pasaba muy seguido, y no la estoy criticando, al contrario, la admiro muchísimo por todo el trabajo que hacía, se quedaba dormida. Parecía una cenicienta, bellísima, así su cara maquillada perfecta, pero dormidisima, porque, señores, los llamados son a veces desde las seis/siete de la mañana y terminas a las 11 de la noche, entonces entre escena y escena, entre cambio de luz, entre cambio de set, ahí se echaba su pestañita y sí la vi varias veces”.

La usurpadora y sus cambios 

Cuando la historia de la telenovela comenzó a tornarse un poco monótona, los productores de Televisa decidieron ingresar a un nuevo personaje que se debía enfrentar con las hermanas gemelas. Este papel estuvo a cargo de la actriz Adriana Fonseca, quien interpretó a Verónica Soriano, la mujer que se enfrentó con Paulina por el amor de Carlos Daniel Bracho. “A mí me tocó entrar a la mitad de la telenovela y pues sí, estaba un poco nerviosa porque entraba yo a hacer un triángulo amoroso con Fernando Colunga y Gaby Spanic”, dijo la reconocida artista.

La actriz mexicana aprovechó en más de una ocasión para hablar maravillas de su compañera. Adriana la recuerda como una mujer muy generosa, buena compañera y siempre enfocada en el trabajo. Destaca su disciplina y su gran esfuerzo y compromiso por trabajar el acento neutro, una tarea muy ardua ya que tenía que hacerlo para los dos personajes que interpretaba y debía estar muy concentrada con su asesor trabajando el acento correcto. La usurpadora fue una telenovela mexicana que se transmitió por Televisa en el año 1998 y tuvo una temporada con 120 capítulos.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas