Pulp Fiction cumple 28 años y repasamos sus detalles desconocidos

Pulp Fiction cumple 28 años y repasamos sus detalles desconocidos

La aclamada creación de Quentin Tarantino está de festejo y para acompañar traemos todos esos detalles que seguro no conocías del filme.

Fernando Bedini

Es muy difícil nombrar a Quentin Tarantino sin pensar en Pulp Fiction. Sucede que su segunda película dejó una huella imborrable en el cine y sus fanáticos. Este 14 de octubre el violento filme celebra 28 años y para no dejar pasar la oportunidad, repasamos sus detalles desconocidos.

Luego del éxito de taquilla y crítica que fue Reservoir Dogs (1992), Tarantino comenzó a gestar su segunda obra maestra. Aunque el dinero conseguido con el primer filme fue importante, esto no le aseguró al director que segunda película fuese a tener un abultado presupuesto, por lo que se encargó de escribir una historia que no necesite mucho dinero para producción.

Quentin tomó un vuelo a Ámsterdam y al llegar compró varios cuadernos escolares para plasmar sus ideas. En una vieja entrevista, el director confesó que tomó uno de los cuadernos y juró que en él escribiría el filme, dicho y hecho.

En ese mismo artículo de librería había una historia con una narrativa no lineal que entrelaza tres historias que siguen a tres personajes distintos y que a su vez estas historias están relacionadas entre sí. Con la ayuda de su gran amigo Roger Avary, Tarantino pudo pulir la historia que finalmente se convirtió en Pulp Fiction.

El elenco de Pulp Fiction en el Festival de Cannes de 1994.

En mayo de 1994, Pulp Fiction dio el primer golpe en el Festival de Cannes. Una gran parte del público se cansó de ovacionar la creación de Tarantino, mientras que otros la abuchearon. La historia que mezcla violencia y humor con diálogos y escenas icónicas, sin olvidar a su elenco de lujo, se hizo acreedora de la Palma de Oro, el camino al éxito ya estaba marcado. 

Las primeras estrellas

Pulp Fiction tiene el balance justo entre historia y elenco. Para poder llegar a conseguir las estrellas que quería, Tarantino tuvo que enfrentar varios “No”. Cuando comenzó el proceso de casting, Harvey Weinstein impuso sus deseos eligiendo a Daniel Day Lewis para el papel de Vincent Vega. Lo bueno es que al mejor estilo Coppola quitando a Paramount Pictures para que no cambie el cast de El Padrino, Tarantino se quedó con la última palabra, eligiendo él a las personas que interpretarían su historia. 

Para el papel de Butch, el boxeador rebelde, se había ofrecido el papel a Mickey Rourke, Matt Dillon y hasta al púgil por excelencia del cine, Sylvester Stallone. Los tres dijeron que no, así que Tarantino le ofreció el papel a la estrella de Die Hard, Bruce Willis, quien estaba muy interesado en el papel de Vincent Vega.

Vincent Vega y Jules Winnfield.

Para la elección de Mia Wallace apareció una vez más la palabra de Weinstein, pidiendo por Michelle Pfeiffer. De todas formas el director ya había ofrecido el papel a Meg Ryan, Joan Cusack, Daryl Hannah (que después aceptó en Kill Bill) y a Julia Louis-Dreyfus, estrella de la grandiosa sitcom Seinfeld. Uma Thurman también había recibido la convocatoria y estaba indecisa. Se dice que Tarantino quería a toda costa que ella sea Mia, por lo que un día llamó por teléfono a la actriz y en lugar de convencerla con algún artilugio, leyó el guion de Pulp Fiction.

En el caso de Jules Winnfield, se consideraron a Laurence Fishburne y al actor puertorriqueño Paul Calderón. La estrella de The Matrix directamente no llegó al casting, ya que rechazó el ofrecimiento preocupado por la historia de violencia y drogas que contenía el filme. En el caso de Calderón, este se presentó a la audición y sorprendió a todos, menos a Tarantino que llegó tarde.

Tras la presentación de Calderón, llegó la tercera estrella convocada, Samuel L. Jackson. El actor, que se convertiría en una de los actores fetiche de Quentin, se presentó a la prueba con una hamburguesa y una bebida, mientras comía se puso en la piel de Jules. Samuel fue perfecto, cautivó a los responsables del casting y hasta los intimidó. Eso también sirvió para que Tarantino diera un mejor tratamiento al personaje de Winnfield.

Un pasaje de la biblia

Dentro de las icónicas y recordadas escenas de Pulp Fiction, está el momento que Jules cita el pasaje de la biblia, Ezequiel 25:17 antes de acribillar a uno de los hombres que se atrevieron a ir en contra de Marcellus Wallace.

Con esta escena se da el llamado “efecto Mandela”, ya que el verso citado por Jules en realidad no existe. Sucede lo mismo con “ladran, Sancho, señal que cabalgamos”, frase que muchas personas comparten ya que “pertenece” a Don Quijote de la Mancha de Miguel Cervantes Saavedra. Lo cierto es que tal frase no existe aunque muchos aseguran haberla leído en la obra de “El Manco de Lepanto”.

Pobre Brett, no sabía lo que estaba por pasar.

En Pulp Fiction Jules esgrime: “La senda del justo está bloqueada por todos lados, por las iniquidades del egoísta y la tiranía del malvado. Bendito aquel que por caridad y buena voluntad es pastor del débil en las sombras, pues él guarda su hermano y encuentra a los niños perdidos ¡Y yo destruiré con gran venganza y furiosa ira a aquellos que intenten envenenar y destruir a mis hermanos. Ustedes sabrán que nombre es El Señor, cuando desate mi venganza sobre ustedes!”.

Esto es una obvia creación de tarantino, ya que en la Biblia el pasaje dice "Por tanto, he aquí yo extenderé mi mano contra ti, y te entregaré a las naciones para ser saqueada; te cortaré de entre los pueblos, y te destruiré de entre las tierras; te exterminaré, y sabrás que yo soy Jehová".

Experto en solucionar problemas

Tras el disparo en la cabeza a Marvin (Phil LaMarr), Vincent y Jules necesitan encontrar una solución urgente no solo para no ser apresados por la Ley y para que Jimmie (Tarantino) no tenga problemas con su esposa. Ante esta situación Marsellus (VIng Rhames) envía el experto en solucionar problemas, The Wolf.

Para crear este personaje, Tarantino pensó en una sola persona: Harvey Keitel. Ambos venían de trabajar en Reservoir Dogs y además de dejar una buena amistad, Harvey sabía que el trabajo de Quentin daba que hablar.

The Wolf es el mejor dentro y fuera del filme.

De la misma manera que The Wolf ayudó a Vincent y Jules, lo hizo con Tarantino. Al principio Pulp Fiction no tenía mucho apoyo, lo que se traduce en poco dinero. Harvey inició una campaña para recaudar fondos para el filme, además se encargó de apoyar a Tarantino, ya que en ese momento se dudaba que él pudiese hacer un buen trabajo con su propia obra. Gracias a Harvey, Pulp Fiction consiguió el dinero suficiente para cobrar vida y teniendo a Tarantino para capitanear la nave.

Construyendo el futuro

Cuando Vincent (Travolta) y Mia (Thurman) esperan su comida en el Jack Rabbit Slims, tienen un particular diálogo. La pareja de Marsellus comenta que preparó el piloto de un programa de televisión que nunca salió a la luz. El programa llevaba por nombre Fox Force Five, su historia seguía a un grupo de agentes secretos compuesto exclusivamente por mujeres, una más letal que la otra.

El personaje de Mia era Raven McCoy, una mujer creada por una familia de circo y era la persona más letal del mundo con cuchillos, además de conocer varios bromas. Además de Raven, estaban Somerset O'Neil, la líder del grupo y experta en artes marciales, una chica negra experta en demoliciones y una francesa, especialista en sexo.

Si hasta ahora no lo notaste, Tarantino desde 1994 ya estaba (de alguna manera) preparando otra de sus películas más aclamadas, Kill Bill. En esta película, The Bride (Thurman) pertenece al Deadly Viper Assassination Squad, un grupo compuesto por Elle Driver, nombre clave California Mountain Snake; O-Ren Ishii, nombre clave Cottonmouth; Vernita Green, nombre clave Copperhead y Beatrix Kiddo, nombre clave Black Mamba. A ellas se sumaba Sofie Fatale, la abogada japonesa-francesa y segunda al mando de O-Ren.

El bendito maletín

Una de las intrigas más grande que tiene la película es el bendito maletín de Marsellus Wallace que Vincent y Jules recuperar y hasta defienden del robo de Honey Bunny (Amanda Plummer) y Pumpkin (Tim Roth) en la cafetería. Lo llamativo es que cada vez que se abre el maletín una suerte de luz naranja sale de él y quienes lo ven quedan con una expresión de asombro.

Roger Avary, el co-escritor del guion, comentó que en los primeros borradores el maletín contenía diamantes. Junto a Quentin decidieron que no se hable del contenido y que tampoco se vea en cámara, así generar intriga y misterio respecto a este objeto.

La sorpresa llegó cuando comenzó el rodaje, ya que según Avary alguien (que no sabe o directamente no quiere revelarlo) se encargó de poner la iluminación que se activa cada vez que se abre el maletín. Esta luz, sumada al no revelar ni mostrar el contenido del maletín, le dio tintes de sobrenatural. Debido se especulaba que el contenido podía ser el alma de Marsellus Wallace, entre locas teorías.

Quienes quieran celebrar haciendo rewatch de esta joya, deberán saber que Pulp Fiction está disponible para Latinoamérica en Paramount Plus, mientras que en España se puede encontrar en Movistar Plus.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas